Equipos
Pilotos
Campeonato de pilotos
Campeonato de marcas
Campeonato de rookies
Calendario
Circuitos
Estadísticas
Técnica
Noticias diarias
Info carrera x carrera
Agenda de eventos
Semáforo
F1 en el recuerdo
Biografías F1
Artículos de opinión
F1: Equipos fugaces
¿Cuánto sabes de F1?
Fotos
Fondos de pantalla
Sonidos
Videos
Screensavers
Unite a nosotros
Notas de lectores
Pedí tu foto
Chat interactivo
Foros de opinión
Libro de visitas
Enlaces recomendados
Staff
Publicite aquí
Prensa
Contáctenos
Seguros Automóvil

NASCAR
6 de Abril
Carl Edwards debe saber cómo se conquistó el Oeste… estado por estado. Ganó en California. Ganó en Nevada. Y el domingo, ganó en Texas.
El acrobático Edwards está en una racha. Y lo hace sin su jefe de equipo regular, quien está suspendido por violaciones a las reglas anteriormente en el año.
Corriendo ya fuera al frente, o justo detrás de Jimmie Johnson y Kyle Busch la mayor parte de la carrera, Edwards tomó la punta en la vuelta 214 de las 339 de la Samsung 500 y prácticamente la sostuvo durante el resto de la carrera.
Edwards contuvo a Johnson y a Busch en un duelo de dos vueltas luego de la sexta y última bandera amarilla que preparó la escena para un final emocionante en bandera verde, blanca y a cuadros.
Tanto el segundo lugar, Johnson, como el tercer lugar Busch, hicieron su mejor esfuerzo para ganar la carrera en este trióvalo de 2.4 Km. (1.5 millas) del Texas Motor Speedway.
Para completar los 10 primeros, llegaron Ryan Newman en cuarto lugar, el ganador de las 500 Millas de Daytona con que se abrió la campaña; Denny Hamlin, ganador de la carrera del fin de semana pasado en Martinsville; el veterano Jeff Burton; Tony Stewart; Mark Martin; Matt Kenseth y Clint Bowyer.
Kevin Harvick luchó para finalizar 11º luego de tener un auto con muy mala maniobrabilidad a principios de la carrera. Dale Earnhardt Jr, llegó en 12º después de correr a veces con los líderes en la primera mitad de la carrera.
El novato Michael McDowell, quien salió ileso de un impresionante accidente en la calificación el viernes por la tarde, finalizó 33º.
El tetracampeón Jeff Gordon tuvo un día terrible y finalizó 43º (último lugar).
Burton se queda en primer lugar en las puntuaciones de la Copa Sprint de NASCAR y Harvick es segundo. Edwards subió cuatro puestos para estar en 10º y Busch escaló dos lugares al tercero.
El piloto más popular del deporte - Earnhardt - lideró el inicio de la carrera desde su posición de privilegio, pero su Chevy perdió estabilidad rápidamente. Busch, Edwards y Johnson lo rebasaron fácilmente.
Era un día de clima perfecto en la pista de Texas cuando Michael Waltrip se trompeó en la curva 2 para provocar la primera bandera amarilla. Fue una bandera amarilla oportuna para Harvick, quien le había dicho a su equipo que el auto estaba realmente "mal. No tengo la menor idea porqué esté tan mal".
El equipo de Harvick y los demás, incluyendo Earnhardt y Jeff Gordon, usaron la parada para hacer ajustes necesarios.
En el reinicio, el equipo de Junior lo puso al frente con Johnson siguiéndolo de cerca, justo adelante del menor de los hermanos Busch. El No. 48 Chevy de Johnson tomó el liderato en la vuelta 48.
Gordon, tetracampeón, batallaba en el lugar 34 en el tercero de cuatro Chevrolets de Hendrick, casi un segundo y medio detrás de sus coequiperos. Casey Mears, en el otro, era 24º.
En la vuelta 55, Earnhardt cayó a la quinta posición, detrás de Johnson, Busch, Edwards y Greg Biffle.
Gordon se trompeó en la vuelta 109, la segunda bandera amarilla del día soleado. El trompo de Gordon terminó con un día frustrante cuando llegó al garaje y le dijo al jefe de equipo, Steve Letarte, "Necesitamos cambiar todo y convertir esto en una sesión de prueba".
Gordon nunca ha tenido suerte en esta pista. Es una de sólo dos pistas en el circuito de la Copa Sprint de NASCAR en la que Gordon no tiene triunfos. La otra es Homestead- Miami Speedway.
La carrera se reinició en la vuelta 113 con Kenseth al frente, seguido de Johnson, Edwards, Busch, Earnhardt, Denny Hamlin, Biffle, Martin Truex, Jr., Stewart y Kasey Kahne.
J.J. Yeley causó la cuarta bandera amarilla cuando rebotó del muro exterior al interior en la vuelta 175.
Todos los autos al frente entraron a pits, y Matt Kenseth recuperó su liderato.

Fotos: http://www.racingone.com/, Getty Images, http://www.motorsport.com/, http://www.nascar.com/

Un final increíble
Gordon abandonó
El Toyota de Waltrip